El negocio de las recargas celulares

Recargas celulares
Recargas celulares

El negocio de las recargas celulares en México es plenamente financiero. Es uno de los negocios con mayor retorno, pues implica una tasa altísima que puede permitir otros negocios secundarios a partir del flujo del primero.

Explico:

Yo inicio el día 1 con una inversión inicial de $1,000 pesos. Si yo vendo este monto completo, obtendré una “comisión” por venta de entre 5 y 7%, según el proveedor y el producto a vender. Pensemos en una cifra pesimista de 5%.

Esto significa que al final del día tendré $1,050 pesos. Nada mal. Equivale a un préstamo por 24 horas a una tasa instantánea del 5%. Si el mes tiene 22 días hábiles de venta entonces, sin reinvertir mis utilidades tendré al final de mes $2,100 pesos. Nada mal, 110% de utilidad en un mes. No hay instrumento de inversión que me de esa cifra actualmente. Aquí, prácticamente al día 20 podría yo retirar mi inversión inicial y seguir el negocio con su propio flujo.

Manejemos un escenario distinto: Reinversión total con retiro de inversión. En este escenario yo reinvertiría el 100% de mi dinero, incluyendo comisiones. Aquí al día 15 habría yo recuperado mi inversión al lograr un capital de $2079. Retiro mi inversión de $1,000 y al final del mes, el día 22 yo tendría en caja $1,518.16 En este escenario, el día 15 yo podría usar mi inversión inicial en otros negocios.

El tercer escenario: Reinversión total sin retiro de inversión. Aquí se reinvertirá al 100% el dinero, no se retirará la inversión inicial. Al día 15 habríamos duplicado nuestro dinero. Para el día 22, último día de venta del mes, tendremos en caja $2,925, lo que implica prácticamente triplicar nuestra inversión. Entrando en el terreno utópico, si siguiéramos en este escenario, para final del segundo mes tendríamos $8,557 pesos.

El catch, sin embargo sí existe. Es un negocio finito, por lo que no significa que podemos confiar en que iniciaremos nuestro día, digamos con $10,000 pesos y terminaremos con $10,500. Sería maravilloso, pero no funciona así, al menos no para la PyME o el changarro promedio. Un negocio promedio, por ejemplo, una papelería o miscelánea tiene una venta promedio de $25,000 o $27,000 pesos mensuales en tiempo aire, por lo que incluso nuestro escenario más conservador resulta difícil de lograr. El negocio entonces está en el flujo de tráfico recurrente que tener las recargas brinda a un establecimiento. Si llega más gente, entonces habrá más probabilidad de que compren algún otro producto o servicio. De igual modo, ayuda a generar recurrencia, es decir, el cliente regresará más seguido.

Aún con lo que cita el párrafo anterior, el negocio de las recargas por sí solo es atractivo y deseable en cualquier establecimiento con atención al público. Por pequeña que sea la utilidad diaria, es alta como negocio financiero y como valor agregado al cliente.

Print Friendly

3 Responses to "El negocio de las recargas celulares"

  1. Pingback: Carlos A. Bazan

  2. Pingback: Ric Loya

  3. Pingback: Carlos A. Bazan

Deja un comentario